“Ciudadanos, viva la Constitución”

Vamos a celebrar el 200 aniversario de la Constitución de Cádiz, a celebrar en definitiva el nacimiento de la nación española. La Constitución de 1812 y todo el proceso que la rodeó constituyen la primera gran batalla política e ideológica contra el absolutismo en nuestro país. De hecho, las Cortes de San Fernando-Cádiz fueron el comienzo de un largo y atormentado intento de imponer el concepto liberal democrático de nación y la legitimidad basada en la soberanía del pueblo frente a la soberanía de derecho divino de los reyes propietarios del Estado. El primer intento de acabar con los privilegios de la nobleza, el clero y también los privilegios territoriales. Y aquel intento, tan apasionante y tan trascendental para el futuro del país, fracasó. Fracasó por variadas razones, entre las que figura como detonante la traición del que pasaría a la historia como el “rey felón”, Fernando VII, que a la vuelta de su exilio francés en 1814 deroga la Constitución y abre paso nuevamente a la restauración absolutista.

Desde entonces puede decirse que la historia política de la España contemporánea es la historia de aquel fracaso y de la lucha por superar las consecuencias del mismo, una lucha que ha llegado hasta nuestros días. Todas las constituciones posteriores que proclamaban el principio de la soberanía nacional, o duraron poco -como las de 1837, 1869 o 1931- o ni siquiera llegaron a estar vigentes -como el proyecto de 1856 y el intento de Constitución federal republicana de 1873.

Esa lucha por imponer la soberanía nacional, la supremacía del voto del pueblo por encima de privilegios divinos, de orden económico o territorial no cuajó hasta nuestra Constitución de 1978, la Constitución que más tiempo ha durado sin ser derribada por un golpe militar y la estación final de ese largo viaje iniciado con la malograda Constitución de Cádiz, La Pepa.

Y en ese largo viaje ocupa un lugar destacado la figura de D. Rafael del Riego, el General Riego, asturiano de la aldea de Tuña-Tineo, quien el 1 de Enero de 1820 en Cabezas de San Juan-Sevilla se alza con las tropas que iban destinadas a América, dando inicio al movimiento que restaura por primera vez la Constitución de 1812. La historia personal de Riego es, sin embargo, la historia personal de un fracaso, como la de nuestras Constituciones liberales y la de tantos liberales españoles del XIX que por defender la libertad, la soberanía popular y la igualdad de derechos de todos los españoles sufrieron cárcel, exilio y muerte. En su caso ajusticiado por orden del rey traidor, Fernando VII, en la Plaza de La Cebada de Madrid el 7 de Noviembre de 1823.

Los españoles de hoy debemos mucho a estos héroes de la libertad que se enfrentaron a los privilegios y al absolutismo y que con su sacrificio pusieron los cimientos de la España que hoy disfrutamos. El mejor homenaje que podemos hacerles es continuar hoy esa lucha contra los privilegios que todavía perviven, entre los cuales está sin duda los privilegios territoriales de algunas Comunidades que siguen disfrutando de privilegios de financiación que perviven como restos de ese Antiguo Régimen.

La lucha por la libertad, la igualdad y la cohesión nacional continúa, por eso defender la Constitución de 1978, última estación de ese largo viaje iniciado el 19 de Marzo de 1812, sigue siendo un imperativo ciudadano, sobremanera en aquellos territorios donde su vigencia siguen siendo cuestionada, al igual que Riego en Cabezas de San Juan hay que gritar hoy, alto y fuerte: «Ciudadanos. ¡Viva la Constitución!»

Publicado en Artículos | 3 comentarios

Compromiso y responsabilidad

El pasado sábado en Mieres y ante más de 200 personas hacíamos la presentación de nuestras candidaturas para la crucial cita del 25 de Marzo. Mucha fue la gente que en los días previos me preguntó: ¿por qué en Mieres?, un lugar a priori poco favorable y fuera de las grandes ciudades asturianas donde hemos obtenido nuestros mejores resultados. A todos les contesté de igual manera, en pocos lugares es más necesario que se escuche con fuerza la voz de UPyD que en las cuencas mineras asturianas.

Podríamos desgranar todo un rosario de estadísticas negativas que tienen como protagonistas a las comarcas mineras: despoblamiento, paro, tasa de empleo juvenil, tasa de actividad…Y sin embargo todavía en la pasadas elecciones de Mayo el “modelo cuencas” era puesto como paradigma de la política que el Partido Socialista proponía para Asturias, ¡¡que muestra de impotencia y pérdida del sentido de la realidad!!.

Por eso si en algún lugar tiene sentido abrir ventanas para que entre aire fresco y limpio, aportando ilusión y nuevas ideas, es precisamente allí. De todo eso vienen cargadas las candidaturas de UPyD, cargadas de futuro. El resultado de nuestra apuesta no puede sino calificarse como un verdadero éxito, para los que se lo perdieron aquí está el enlace.

Allí hablamos de las dos cosas que necesita con urgencia Asturias y desde luego las cuencas.

En primer lugar compromiso, porque no podemos seguir desentendiéndonos de lo que pasa a nuestro alrededor, las dificultades del tiempo presente exigen dar un paso al frente para construir la política que necesitamos y queremos; ese paso, de forma generosa y altruista una vez más, lo han dado todos los que forman parte de las candidaturas de UPyD y están dispuestos a entregar su tiempo, su esfuerzo y dar la cara por construir la verdadera alternativa a esta realidad gris a la que nos han conducido los partidos viejos.

Y responsabilidad porque debemos ser conscientes de que no tenemos tiempo, que el plazo para generar un tejido productivo alternativo al modelo tradicional, del carbón en este caso, se agota. No podemos por tanto seguir malgastando ese tiempo y esos recursos que ya no tenemos. Por eso teníamos que hablar de fondos mineros precisamente allí, y decir lo mismo que dijimos en la tribuna del Congreso de los Diputados: sí a esos fondos que siguen siendo muy necesarios, pero desde luego con otro modelo de gestión. Ni aceptamos la gestión que se ha hecho de los dos Planes de la Minería, ni estamos dispuestos a que las cosas continúen igual.

Y hablamos de educación, de formación profesional, del contrato de aprendizaje…. precisamente allí, en la Casa de Cultura de Mieres, en la que fue la sede de la Escuela de Capataces fundada en 1855. Dirigida por el ingeniero catalán Jerónimo Ibrán a partir de 1881 con un modelo exitoso de formación dual que dio lugar a generaciones enteras de magníficos profesionales de  “minas, hornos y máquinas”, que nutrieron la primera revolución industrial española, nacida precisamente en aquellas cuencas. Un modelo que todavía hoy son incapaces de copiar y que nosotros llevamos reivindicando muchos años.

Y hablamos de jóvenes, no de forma retórica y autocomplaciente, sino por boca de uno de esos JASP comprometidos que tanto abundan en este partido. Hablamos de los grandes perdedores de este modelo que todavía vive anclado en el pasado, con los que es obligado contar si no queremos parar la rueda del progreso y caer en una involución muy peligrosa.

En definitiva hablamos de futuro, lo más importante, porque ya sabéis: es el tiempo en el que nos tocará vivir el resto de nuestras vidas.

Publicado en Artículos | 4 comentarios

Una nueva oportunidad

Diez meses después de la anterior convocatoria de elecciones autonómicas los asturianos volvemos a ser convocados a las urnas. ¿Cómo es posible que camino de los 100.000 parados y con un 52% de paro juvenil nuestros políticos hayan sido incapaces de alcanzar unos mínimos acuerdos para gobernar? Seguramente que te haces esa pregunta, yo también, somos muchos los que compartimos el enfado y desilusión ante esta situación de bloqueo político e institucional que vivimos.

Desde las anteriores elecciones autonómicas, en Mayo de 2011, apenas han pasado 10 meses, unos meses en los que los asturianos hemos asistido a un triste espectáculo, con un Gobierno en absoluta minoría en la Junta General, incapacitado para abordar los cambios y reformas que Asturias necesita, y que se ha instalado en el victimismo, el agravio comparativo y la teoría conspiratoria como toda argumentación; y una oposición que ha preferido contemplar como se degradaba la tarea de gobierno antes que asumir responsabilidades de ningún tipo.

Resulta oportuno recordar algo esencial, en todo sistema parlamentario quien está dispuesto a gobernar al frente de una minoría en la cámara legislativa, en este caso sólo 16 diputados de un total de 45, debe tener como labor prioritaria alcanzar algún tipo de pacto con el resto de fuerzas políticas que dote de contenido y estabilidad a esa tarea de gobierno. Sin embargo, más allá de retóricas apelaciones al diálogo, no se ha desarrollado estrategia alguna para propiciar acuerdos. Al contrario, todos los esfuerzos que ha desplegado el Presidente Álvarez-Cascos y su partido han ido dirigidos a continuar la batalla personal iniciada hace más de un año con la escisión provocada en el Partido Popular, como si el periodo electoral no hubiese finalizado y no tocase ya enfrentarse a los graves problemas que Asturias arrastra.

Durante el periodo transcurrido hasta las elecciones generales de 22 de Noviembre, toda la tarea de gobierno estuvo supeditada a la estrategia puramente electoral de Foro Asturias encaminada a la consecución de un “grupo asturiano en Madrid”, replicando en buena medida la estrategia particularista que en otros ámbitos han desplegado los partidos regionalistas y nacionalistas, como si los grandes problemas que hoy nos aquejan a los asturianos no fuesen comunes a todos los españoles y no viniesen, en buena parte, causados por la ruptura de la vertebración y la cohesión de España. Males que no se pueden contrarrestar con políticas que hacen del agravio comparativo entre territorios su principal fuente de legitimación.

Agotado el ciclo electoral nacional se presentó, avanzado ya el mes de Diciembre y con un injustificable retraso, el Presupuesto de la Comunidad para 2012. Un Presupuesto construido sobre bases absolutamente ficticias (baste decir que cuando el resto de Comunidades presentaban presupuestos a la baja, aquí se acudía a un presupuesto expansivo con un 1,8% de crecimiento con relación al del año anterior).  Apoyado en unas previsiones de ingresos irreales y que renunciaba a abordar reestructuraciones significativas del gasto; comprometiendo, por su imposible realización, el mantenimiento de los servicios públicos esenciales.

Este Presupuesto no sólo cosechó el rechazo de las fuerzas parlamentarias sino también de los agentes sociales y de la mayoría de los expertos que tuvieron ocasión de pronunciarse. Tras un mes escaso de tramitación parlamentaria, sin una sola reunión negociadora con otros grupos parlamentarios, su devolución por la Junta General fue la razón esgrimida por el Presidente Álvarez-Cascos para esta nueva convocatoria electoral y la confirmación de que no estaba en sus previsiones asumir, con  todas las consecuencias, las tareas de gobierno en este tiempo difícil.

Si la tarea del Gobierno no puede sino calificarse de vacía e irresponsable, iguales  calificativos cabe aplicar a los partidos de oposición.

El Partido Popular ha seguido en todos estos meses una trayectoria errática, sin una línea clara de actuación, marcada por la absoluta falta de liderazgo ante la desautorización sufrida en el mes de Mayo por una cúpula regional que se ha preocupado sobre todo por mantener su status y que ha colaborado muy poco en la gobernabilidad de Asturias, a pesar de las evidentes coincidencias programáticas con Foro Asturias. Han optado por continuar la pelea con sus, hasta hace escasas fechas, antiguos compañeros antes que comprometerse en la gobernabilidad de Asturias, fiando toda su estrategia a los éxitos del partido en el ámbito nacional.

Igualmente al PSOE hay que achacarle su falta de compromiso con Asturias, su estrategia ha sido absolutamente cortoplacista y ha supeditado los intereses de los asturianos a sus intereses como partido.

Hay que recordar que fue la fuerza política que obtuvo más votos en las pasadas elecciones de Mayo, aunque no escaños, y que los pactos seguros con IU le aseguraban mayor respaldo parlamentario que el Gobierno que finalmente se constituyó. Pudo gobernar y sin embargo ha preferido en todo este tiempo mantenerse al margen, observando como se degradaba la vida política e institucional de Asturias, en actitud impropia de un partido con vocación mayoritaria y de gobierno. Esta pasividad en un momento crítico para Asturias y para España da idea que nos encontramos ante un partido esclerotizado, falto de propuestas e incapaz de renovación alguna, que fía al fracaso de los demás su propio éxito.

Sin embargo no podemos olvidar que la crítica situación económica de nuestra región, nuestra falta de perspectivas de futuro, la pérdida de oportunidades que ha padecido Asturias en estos años y la degradación de nuestra vida institucional es achacable en buena medida a su largo periodo de gobierno continuado, que no quedado saldado con estos meses de gobierno interino.

Es urgente superar esta situación de bloqueo institucional a que nos han conducido estos partidos irresponsables, porque mientras esto sucedía en Asturias el mundo ha seguido girando, la crisis económica se ha agravado y seguimos perdiendo un tiempo precioso que no tenemos.

Asturias necesita un gobierno que no de la espalda a la realidad, un gobierno con altura de miras capaz de superar estériles confrontaciones personales y partidistas, que ejerza con responsabilidad su labor con visión de futuro para una región en continuo declive. Llevamos demasiado tiempo con la mirada puesta en el pasado, llegó la hora de dejar de mirar hacia atrás con ira y poner la vista en el futuro. La hora de afrontar con madurez el reto que supone abandonar las políticas fracasadas que nos han conducido a esta situación. Abordando con decisión un cambio hacia una nueva cultura social y económica, capaz de generar la riqueza necesaria que haga sostenible nuestro apreciado sistema de servicios públicos y protección social, y garantice el futuro de tantos jóvenes para los que hoy su tierra sólo es un referente de fin de semana y vacaciones pero no de trabajo y oportunidades,

El 25 de marzo Asturias tiene una oportunidad única para iniciar ese cambio, hacerlo posible es mi compromiso, el compromiso de UPyD.

Publicado en Artículos | 2 comentarios

Un partido necesario

Desde hace una semana no hay conversación familiar, amistosa o profesional que no desemboque en una queja sobre lo injusto de nuestra Ley Electoral, una ley que otorga 7 diputados a un partido con 333.628 votos y sólo 5 a otro al que han votado más de 1.100.000 españoles. Muchos son los que se apuntan ahora el tanto de haber descubierto esta falla de nuestro sistema político, pero cuando hace cuatro años un partido recién constituido, UPyD, colocaba como punto central de sus propuestas la reforma del sistema electoral, eran legión los que nos acusaban de vivir fuera de la realidad. Es el proceso de sobra conocido por el que suelen pasar todas las nuevas ideas: primero se ningunea, luego se ridiculiza y finalmente se copia.

Ni se trataba, ni se trata, de defender las propias aspiraciones. Otros son tan perjudicados como nosotros por esta injusta ley, aunque nunca han colocado esta cuestión en el centro de sus propuestas, pero si somos los más convencidos. Convencidos de que no sólo vivimos en una crisis económica de magnitudes desconocidas sino que íntimamente relacionada con esta, en su base misma, se encuentra una crisis política e institucional que confiere perfiles especialmente dramáticos a la crisis financiera global hasta convertirnos en el país campeón absoluto de paro. Una crisis de un modelo institucional especialmente complejo e ineficaz, incapacitado para la adopción de las medidas y reformas necesarias y que, en actitud suicida, entrega la llave de la gobernabilidad a los que tienen como aspiración confesa acabar con él.
A estas alturas algo está claro: la única espada que puede desatar este nudo gordiano es la reforma del sistema electoral. Una reforma que nos permita construir la democracia del siglo XXI, que no puede estar basada en otro principio que el de la igualdad real del voto. Que cada voto cuente lo mismo independientemente del territorio o la opción política elegida, para que las instituciones de representación política sean el reflejo fiel de la voluntad ciudadana.

1.140.242 electores entendieron este mensaje y nos prestaron su confianza, por eso UPyD es el único partido que sube en todas las circunscripciones, el que mayor subida de votos en términos absolutos y relativos experimenta y se convierte en la cuarta fuerza en votos absolutos y la tercera fuerza en 4 Comunidades Autónomas y 23 capitales de provincia.
También la subida en Asturias es muy estimable, hemos pasado de 9.347 votos en 2008 a 24.747 escrutinios. Una subida de más de un 150% en un contexto especialmente difícil para un partido sin un solo concejal en nuestra Comunidad y que ha dispuesto de unos medios ínfimos en comparación a los de los otros cuatro que han conseguido representación, es para sentirse muy satisfecho. Este crecimiento sostenido, peldaño a peldaño, desde nuestra fundación hace cuatro años hasta la representación institucional -que más pronto que tarde también llegará en Asturias- nos aporta solidez y la seguridad de saber que si algo es UPyD es un proyecto de futuro. Nada que ver con alguna “burbuja política” que tan bien conocemos en Asturias, de esas que a la postre resultan tan dañinas como las “burbujas inmobiliarias”. Basadas en activos políticos ficticios, generan un hinchazón de entusiasmo que al estallar, de la mano de su vacuidad, dejan arrasado el campo político y, lo peor, contribuyen a aumentar el sentimiento de desánimo y desafección del ciudadano por los asuntos públicos.

Nuestro crecimiento tiene otras bases, en primer lugar es el fruto del trabajo desinteresado y voluntario de afiliados y simpatizantes, gente optimista y resistente, que nos permitieron hacer una campaña muy digna a pesar de la escasez de recursos. No tenemos detrás ningún grupo mediático, económico o grupo de presión de esos que disponen de su propios mecanismos de promoción y defensa de intereses. Por eso nuestro lema de campaña más que un slogan era una declaración de principios, ese “toma la palabra” que llama al compromiso y a la necesidad de recuperar la política, la buena política.
Además si algo ha sabido aportar UPyD es cohesión, compromiso y credibilidad.
Cohesión como única manera de defender la autonomía de la política frente a los mercados y los puros intereses financieros, por eso pedimos unas instituciones europeas fuertes, una fiscalidad europea común y una mayor integración política y económica, pero también nos atrevemos a solicitar lo mismo para España y su modelo territorial, una España en la que prime la cohesión frente al particularismo y el sálvese quien pueda.
Compromiso, un compromiso inequívoco con nuestras ideas y con nuestro programa, desde la libertad que otorga el no cargar ni con los pesados fardos de ideologías de otro tiempo, ni con la estructura clientelar que parasita a los partidos viejos.
Y finalmente la credibilidad que tanto necesitamos como país y que perdimos en los recovecos de una política errática, puramente táctica e incapaz de abordar las grandes cuestiones y reformas pendientes. Credibilidad que nosotros acreditamos con nuestra trayectoria de cuatro años defendiendo la necesidad de esas reformas estructurales desde la soledad de nuestra única diputada en el Congreso y que seguiremos defendiendo ahora de la mano de un potente grupo parlamentario.
Empezando por la necesaria reforma de nuestro sistema electoral que al igual que hicimos en Abril de 2008, cuando se iniciaba la anterior legislatura, volveremos a plantear en el Congreso de los Diputados. Porque si algo han demostrado estas elecciones es que UPyD es un partido imprescindible, precisamente porque su única aspiración es convertir en posible lo que tanta gente sensata juzga como necesario.

Publicado en LNE el 7 de Diciembre de 2011

Publicado en Artículos de prensa | Deja un comentario

Apología y petición

Desde hace años los domingos me gusta leer poesía, es una manera de orear el cerebro, hoy me he levantado con este poema de Jaime Gil de Biedma, de su libro “Moralidades” (1966) quizá la parte más social de su obra.

Afortunadamente España no es el país de la pobreza y “de todos los demonios” del que Biedma habla, hemos caminado un largo trecho desde entonces, para bien. Pero si hay algún día para convencerse que “el mal gobierno” no es una desgracia divina que nos haya caído del cielo es este, y si hay un día en el que deba leerse en voz alta el último verso de este hermoso poema es este también: “Que sea el hombre el dueño de su historia” . Y a la calle ….. que como diría Serrat “hoy puede ser un gran día”.

 

Apología y petición 

 ¿Y qué decir de nuestra madre España,

este país de todos los demonios

en donde el mal gobierno, la pobreza

no son, sin más, pobreza y mal gobierno

sino un estado místico del hombre,

la absolución final de nuestra historia?

 

 De todas las historias de la Historia

sin duda la más triste es la de España,

porque termina mal. Como si el hombre,

harto ya de luchar con sus demonios,

decidiese encargarles el gobierno

y la administración de su pobreza.

 

 Nuestra famosa inmemorial pobreza,

cuyo origen se pierde en las historias

que dicen que no es culpa del gobierno

sino terrible maldición de España,

triste precio pagado a los demonios

con hambre y con trabajo de sus hombres.

  A menudo he pensado en esos hombres,

a menudo he pensado en la pobreza

de este país de todos los demonios.

Y a menudo he pensado en otra historia

distinta y menos simple, en otra España

en donde sí que importa un mal gobierno.

 Quiero creer que nuestro mal gobierno

es un vulgar negocio de los hombres

y no una metafísica, que España

debe y puede salir de la pobreza,

que es tiempo aún para cambiar su historia

antes que se la lleven los demonios.

 

 Porque quiero creer que no hay demonios.

Son hombres los que pagan al gobierno,

los empresarios de la falsa historia,

son hombres quienes han vendido al hombre,

los que le han convertido a la pobreza

y secuestrado la salud de España.

 

 Pido que España expulse a esos demonios.

Que la pobreza suba hasta el gobierno.

Que sea el hombre el dueño de su historia.

Publicado en Artículos | Deja un comentario

¡¡Ha sido homérico!!

Como diría el gran Michaele Flynn, vistos estos últimos meses desde la tranquilidad de esta jornada de reflexión, ¡¡¡HA SIDO HOMÉRICO!!!.
Esto decía ayer en facebook. Adán, Pedro, no me riñáis, ya sé que es demasiado largo para las redes sociales por eso lo pego aquí.

Finalizado el último acto de esta agotadora pero gratificante campaña, en el corazón de Oviedo, pidiendo algo muy sencillo: voten a favor de sus ideas, no de las de otros, no vote contra nadie ni por miedo al futuro, vote a favor del país que le gustaría tener, sólo eso. Somos gente confiada y sabemos que si la mayoría hace esto, tendremos un resultado magnífico; y si no fuese así, en todo caso, habría ganado la democracia y la política con mayúsculas, la que necesitamos cada vez más.
Todavía hay compañeros que han cogido carteles y calderos para pegar los últimos carteles, no vamos a desaprovechar ni un minuto. Nuestro hecho diferencial como partido es este, un grupo de gente optimista, resistente, que ha convertido la queja en acción y que ha roto las barreras de la timidez y la desgana.
A todos los compañeros de Asturias que con vuestra entrega, generosidad y esfuerzo habéis hecho posible esta campaña: GRACIAS, GRACIAS Y GRACIAS, estoy orgulloso de haber sido vuestro candidato. Nunca tan pocos hicieron tanto. Estoy seguro que el domingo tendremos un resultado magnífico, pero en todo caso, sea el que sea…..NOSOTROS YA HEMOS GANADO, un abrazo a todos.

Al resto de candidatos de UPyD de toda España, voluntarios, simpatizantes, facebukeros, twiteros, retwiteros, comunitys managers, funambulistas de la red, cartelistas, conductores, porteadores, buzoneadores, pateadores de mercados, plazas, jardines, calles y caminos, familiares sufridores, amigos pacientes, estresados responsables de prensa, periodistas infiltrados, acompañantes varios…..gente magenta en general: ¡¡HA SIDO HOMÉRICO!! Habéis hecho realidad el sueño de David contra Goliath, el futuro es vuestro porque sois una fuerza imparable, ENHORABUENA, NOS VEMOS EN LA CARRERA DE SAN JERÓNIMO (a algunos en la Pza. de la Marina Española)

 

Publicado en Artículos | Deja un comentario

“Vamos a hacer con el futuro un canto a la esperanza” (J.A. Labordeta)

Cifras del paro mareantes, estancados en la crisis desde el 2008 y sin encontrar la salida, los griegos jugando a la ruleta rusa con el futuro de Europa, Mariano fumándose un puro mientras contempla como PSOE y Rubalacaba se hunden solitos en las arenas movedizas de sus contradicciones e incompetencia (y todos hundiéndonos un poco con ellos) y aquí en Asturias instalado un discurso ramplón y antiguo que vive de construir falsas polémicas sin plantear alternativa de ningún tipo.

Y sin embargo hoy arranca la campaña electoral y para cualquier demócrata debe ser un día para albergar esperanzas. Leyendo los medios tradicionales es como si UPyD no participase en estas elecciones, que no cunda el desánimo, estamos aquí, somos reales, tenemos propuestas y para mucha gente somos ya la única esperanza de cambio posible. El reto, sin duda, es hacernos visibles, porque estoy seguro que parodiando la fábula: “quien nos conoce nos compra”. Afortunadamente existen redes sociales, internet, las calles, las palabras, los amigos, la familia…y la generosidad de nuestros afiliados y simpatizantes, con un poco de cada uno haremos mucho, así que ¡¡ánimo y adelante!!

Y para momentos como este, los himnos y los poetas son imprescindibles, si tienen la voz recia mejor que mejor

Publicado en Artículos | Deja un comentario