Recuerdos para una despedida

Desgraciadamente el torbellino en el que uno vive desde hace meses se paró ayer con una noticia inesperada y dolorosa, el domingo de madrugada se murió José Luis Martínez, el “cura buenu” como lo bautizaron sus feligreses. Personalmente vivo días de mucho ajetreo, de cambios próximos y retos que nunca pensé que tuviera que afrontar. Pero casi todo lo que hago y lo que digo estos días está anclado en unas convicciones que se forjaron en tiempos lejanos  y gracias precisamente al contacto con personas como José Luis, a él le debo el aprecio por la palabra compromiso y todo lo que significa.
Y como son días de urgencias pego aquí el artícuo que escribí el año 2003 con ocasión de su jubilación como cura de San José de Gijón, le debo algo más pausado pero un blog que tiene como referencia el tren tenía que parar en esta estación, Jose Luis ¡gracias por tu ejemplo y hasta siempre!

Recuerdos para una despedida

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s